La actitud positiva

La actitud: nuestro motor

La palabra y el pensamiento motivación está presente en nuestros días, pero ¿qué significa? Del mismo modo, escuchamos que debemos tener una actitud positiva, ¿para qué? Resolvamos esas dudas.

Motivación

Está formada por los factores internos y externos y son los que determinan nuestras acciones. Este comportamiento siempre lo buscamos en el exterior, siempre esperamos que sea otra persona la que nos ayude a motivarnos.

¿Y si nos planteamos que nuestro profe debe ilusionarnos, nuestro jefe liderarnos y nuestros amigos acompañarnos? Quizás sea una actitud más beneficiosa, más duradera y no nos cargará de la constante frustración cuando no conseguimos lo que queremos. Quizás debamos centrarnos en los factores INTERNOS de la MOTIVACIÓN y a eso le llamamos ACTITUD. Generar una buena actitud, alimentarla y que sea nuestro implacable aliado. Pero, ¿qué es la actitud?

Actitud

Es esa disposición de ánimo que manifestamos ante las circunstancias. Es por eso que necesitamos alimentarla, porque debe ser DURADERA Y POSITIVA.

Si juzgas a un pez por su habilidad para trepar árboles, pensará toda la vida que es un inútil

¿Qué ingredientes necesitamos para la actitud? 

La suma de las emociones y los sentimientos forman nuestro estado de ánimo. Sin duda, el mejor ingrediente de la actitud es la PASIÓN. Gracias a ella el camino se hará más corto y será más gratificante.

La pregunta del millón es: ¿cómo conseguimos estos ingredientes?

Llenamos nuestra despensa comprando en el mundo del afecto, la familia, tus amigos, las personas que te rodean… Esa es la forma que tienen de aportar a tus objetivos: el cariño, los gestos y guiños de afecto son los que nos llenan la despensa. Practiquémoslo con los demás y verás el efecto boomerang.

Los niños obtienen el 90% de esa actitud duradera y positiva del afecto y cariño incondicional de sus padres. Debemos tener cuidado no confundir querer motivarlos con el reproche. A veces la línea es muy fina. Es bueno alegrarse cuando consiguen sus objetivos de corto plazo, no focalizarnos en el “aún queda”. Tengamos una actitud positiva, de lo contrario, entraremos en frustración y cansancio ante la ruta que nos queda y eso será lo que les transmitiremos.

Hay muchos componentes para alcanzar el éxito, para vivir motivado. Algunos se pueden tomar prestados, otros se adquieren por hábitos, educación o, incluso, por imposición. Todos suman, pero LA ACTITUD MULTIPLICA: vive con actitud positiva tu día a día, añádele pasión y aliméntate del afecto.

2 comentarios

  1. Que grandes sois equipo!!! ENHORABUENA por conseguir transmitir cada una de las palabras positivas que indicáis. Nosotros os acompañamos y aprendemos también!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad